¿Qué es mejor: Comprar o Rentar una casa?

Sin duda alguna, decidir entre comprar o rentar una casa, es una de las decisiones financieras más difícil y a la vez más importantes.

Esta decisión afectará de diferentes maneras tus finanzas.

Es por esto que te decimos 5 factores fundamentales que debes considerar al momento de decidir si es mejor rentar o comprar una casa.

1. Presupuesto/finanzas

El primer punto a considerar es el presupuesto con el que cuentas, actual y mensual.

El pago mensual de una casa rentada suele ser mucho más económico que la cuota mensual de un préstamo hipotecario.

Necesitas una inversión inicial fuerte (depósito, licenciado, primera renta) sin embargo, para rentar no es necesario que tengas tantos ahorros.

Por otro lado, si cuentas con ahorros, y te has preparado financieramente para adquirir una casa,  te sentirás más seguro de hacer una inversión y comprar una casa.

Al tener un préstamo hipotecario este te puede ayudar a desarrollar un buen crédito, si pagas a tiempo.

Al finalizar el préstamo hipotecario la casa es tuya y no tendrás que pagar mensualmente ninguna  cuota.Además, puuedes generar ingresos extra, ya que puedes rentar una parte de la casa como una habitación.  

Por otro lado, comprar una casa tiene beneficios fiscales, que puedes deducir en tu declaración de impuestos.

2. Mantenimiento

Al rentar una casa no tienes que preocuparte por el mantenimiento de la vivienda, puesto que es responsabilidad del dueño.

Sin embargo, Si deseas realizar una reparación, pintar o decorar a tu gusto la vivienda debes tener permiso del dueño.Y cualquier inversión en mejoras o remodelaciones en una casa rentada se pierde la inversión.

En cambio, si decides comprar una casa, puedes realizar todas las remodelaciones y reparaciones que desees, y cualquiera de estas, será una inversión para ti y tu hogar.

3. Proceso y trámites

El proceso y los trámites para rentar una vivienda es mucho más sencillo y rápido, que comprar una casa. Por lo general, el proceso consta en firmar un contrato y obtener un seguro para la vivienda.

El proceso para obtener un préstamo hipotecario puede resultar un proceso tedioso y complicado. Puesto que tienes que llenar un sin número de documentos, dar muchas vueltas, obtener seguros, ir a visitar al abogado, etc.

4. En qué situación de encuentras

¿Vienes a Mérida por un tiempo? ¿Acabas de mudarte a Mérida?

Si decides rentar casa, Tendrás mayor flexibilidad a la hora de mudarte. Ya que si por alguna razón, no te gusta la zona en donde vives o decides mudarte por trabajo, o alguna otra situación que lo amerite, será más fácil cambiar de vivienda.

¿Resides en mérida? ¿Vienes a Mérida a vivir?

Por otro lado, si ya quieres vivir en un lugar fijo,  tienes bien identificada la zona en la que quieres establecerte ,comprar una casa esta te brinda estabilidad, ya que es tu propiedad y tienes la opción de decidir el momento de establecerte, además adquieres un patrimonio de por vida.

5. ¿Cuáles son tus metas? 

Al decidir si es mejor rentar o comprar, es importante considerar cómo es tu estilo de vida actual y cómo ves que progresará en los próximos años. Si estás pasando una etapa de tu vida en el que habrán muchos cambios, o es temporal, considera rentar hasta que te hayas adaptado a tu nuevo estilo de vida. 

¿Tu presupuesto actual es limitado? Renta y ahorra hasta que tengas más presupuesto para elegir una mejor opción 

Si te vas a casar, harás crecer tu familia, o quieres establecerte en un lugar para crecer, considera comprar una propiesdad y analizar que la propiedad se adapte a tus planes del futuro.

En conclusión

No hay una regla fija sobre que es mejor, esto depende de cada situación y persona, y cada caso debe ser analizado con total detalle y según las circunstancias, lo que quieres y necesitas. 

¿Aún te quedan dudas?

¡Te ayudamos! En Remax te asesoramos para tomar la mejor decisión ya sea para comprar o rentar una casa 

Te podría interesar

02 abril, 2020 Bienes raíces
Tips para mantener mi casa de la playa.
26 marzo, 2020 Bienes raíces
Aspectos a considerar al poner en renta tu casa.